Seguro que, en más de una ocasión, cuando nos estamos duchando, vemos que la temperatura del agua desciende cuando alguien abre un grifo de agua caliente. Esto es algo que sucede en aquellas viviendas en las que hay una caldera convencional. Si muchas personas conociesen qué son las calderas con microacumulación, seguro que no se lo pensarían en cambiarla.

Cuando se tiene la intención de cambiar la caldera del hogar, es lógico que aparezcan muchas dudas. Una de ellas es acerca de qué son las calderas con microacumulación, una de las tendencias del momento en este sector. Las calderas con microacumulación traen consigo un gran número de ventajas, siendo esa una de las principales razones de su éxito.

Otro punto de gran importancia a tener en cuenta es su excelente relación calidad-precio. Esto permite que prácticamente cualquier persona pueda tener una caldera de gas con microacumulación en su vivienda. Como se va a ver en este artículo, esta clase de calderas cuenta con una importante serie de ventajas. Saber qué son las calderas con microacumulación y cuáles son sus ventajas, cambiar de caldera en el hogar se convertirá en un objetivo.

Qué son las calderas con microacumulación

Para elegir aquella caldera que mejor se adapte a nuestras necesidades, hay que conocer cuáles son las propuestas del mercado. Las calderas de gas con microacumulación son una de las propuestas más demandadas hoy en día.

Gracias a la microacumulación en calderas de gas se puede tener agua caliente de forma inmediata. El funcionamiento se basa en un depósito que cuenta con una resistencia que tiene como misión suministrar agua caliente inmediatamente.

Esto se traduce en que cuando se abren los gritos, el agua caliente está disponible inmediatamente, proporcionando un gran confort. Esta es una de las principales ventajas de las calderas con microacumulación y por las que son tan conocidas.

Principales características

La caldera, acumula determinada cantidad de energía que suministra en el arranque. También lo hace en el momento en el que la demanda de energía aumenta notablemente. Otra de las ventajas de la microacumulación en estas calderas es que siempre están listas para funcionar. Es toda una comodidad si se compara con las calderas convencionales. En este caso, hay que esperar un tiempo hasta que la caldera tiene capacidad de funcionar a pleno rendimiento.

Con las calderas convencionales, hay que esperar a que el aparato pueda comenzar a producir la temperatura deseada. Esto no ocurre con las calderas con microacumulación. Se consume el agua caliente del depósito y si alguien se está duchando y hay otro grifo que demanda agua, el propio depósito del microacumulador será el que la persona que se encuentra en la ducha pierda temperatura de su agua.

Calderas ideales para familias numerosas

Esta característica es ideal para viviendas donde hay familias numerosas. Con las calderas de gas con microacumulación se puede usar el agua caliente en la medida en la que se necesite. De esta forma no se tendrá que estar pendiente de si alguien está usando el agua caliente o se acaba el agua. Esto es algo muy común en las viviendas que cuentan con calderas convencionales.

En definitiva, la microacumulación proporciona mayor confort a los hogares. Ahora que ya se sabe qué son las calderas con microacumulación, se pueden ver sus muchas ventajas.

Otro punto de gran importancia acerca de este sistema es que la caldera siempre estará lista para suministrar agua caliente. Además, se evitan cambios bruscos de temperatura al poner en marcha la caldera. Siempre tendremos una temperatura de agua constante, sin necesidad de esperar como con otras calderas.

Todo son ventajas con las calderas de microacumulación

Cuando se sabe qué son las calderas con microacumulación, no hay duda de que es la que se debería tener en el hogar. Son dispositivos que no hacen más que darnos un excelente servicio y aumentando nuestro confort.

Como hemos visto anteriormente, no importa si una persona se está duchando y otra quiere usar un grifo de agua caliente. Incluso si hay más personas usándola. El sistema tiene la suficiente capacidad como para evitar una bajada drástica en la temperatura.

Ventajas extra las calderas de microacumulación

Con la microacumulación se consiguen otras ventajas de gran importancia. Una es que permite ahorrar agua, porque no hay que dejar el agua correr hasta que salga caliente. Con ello, estaremos contribuyendo al cuidado de un bien tan preciado como es el agua y el medio ambiente.

Por otro lado, la microacumulación nos permite disfrutar del máximo confort gracias a la temperatura constante que nos dan estas calderas.

Ahora que ya se sabe qué son las calderas con microacumulación, solo hay que consultar con los expertos. Ellos, serán quienes asesoren cuál es el modelo que más se adapte a cada vivienda, conociendo previamente sus características. Con ello, se tendrá la seguridad de contar con la caldera precisa para el hogar.

Si estás interesado en instalar una caldera con microacumulación, habla con nosotros. Somos especialistas