Calefacción en casa y con seguridad

La calefacción en casa es un tema muy importante durante la temporada de invierno y no es para menos. Sabemos que la época fría del año llega con fuerza y es necesario caldear muy bien tu casa. Para lograrlo eficientemente lo más recomendado es siempre acudir a profesionales en el tema que te darán un asesoramiento idóneo. Si quieres una calefacción de gas más rentable entonces inclínate por adquirir equipos modernos como las calderas estancas.

¿Qué tener en cuenta para la calefacción en casa?

La calefacción para el hogar requiere de una atención técnica especial que solamente la proporcionan las empresas oficiales. Es de vital importancia entender que la seguridad de tu familia es la prioridad al momento de instalar equipos de calefacción. Son dos los objetivos que se buscan al colocar una caldera:

  1. Caldear cada uno de los ambientes.
  2. Tener agua caliente sanitaria todo el tiempo.

Este tipo de calderas son la conocidas como mixtas.

Equipos para una calefacción ideal para casa

A la hora de la calefacción en casa debes tener en claro los tipos de calderas que puedes encontrar en el mercado. A continuación te las enumeramos:

  • Calderas atmosféricas: en realidad, este tipo de calderas están prohibidas para el uso del hogar desde el año 2010. Se pueden encontrar algunas pero a nivel industrial solamente. La razón por la cual fueron descartadas para uso doméstico fue por su falta de seguridad. Estas calderas no tienen una cámara independiente de combustión, por lo cual usan el aire del mismo ambiente donde se instala para funcionar. Para evitar accidentes fueron prohibidas.
  • Estanca: Logra una calefacción ideal para casa con este tipo de equipos. Son todo lo contrario a las calderas atmosféricas. Esta clase de tecnología utiliza una cámara independiente de combustión para funcionar. Es decir, el oxígeno de tu casa no se ve afectado y podrás usarlas tranquilamente todo el día y la noche.
  • De condensación: Estas calderas son tipo estanca pero tienen unas ventajas adicionales. Estos beneficios son, por ejemplo, que optimizan el consumo del gas gracias a que usan los vapores resultantes como parte del proceso de calentar el agua. Verás más de un 30% de ahorro reflejado en tu factura de gas. Si bien son equipos más costosos, también es cierto que son una excelente inversión a medio plazo.

Asesórate muy bien antes de elegir el tipo de calderas que instalarás en tus ambientes.

Calefacción en casa: calderas según su instalación

Estéticamente, las calderas se clasifican acorde a la manera en que serán colocadas. Esto contribuirá a una calefacción más eficiente en casa. Aquí te damos todas las alternativas:

  1. Caldera de pie: estas funcionan a base de gasoil y suelen necesitar mucho espacio porque sus depósitos van en el suelo. Se puede elegir en aquellos casos excepcionales en que no se cuenta con gas natural.
  2. De muro: estas son las que funcionan a base de gas. Son las más solicitadas en los hogares por su seguridad y por lo prácticas que son. Se llaman así porque van sujetadas a las paredes.

Sin importar cuál sea tu elección, siempre debes contar con el asesoramiento de un profesional. Recuerda que hay que cumplir con una normativa legal que se debe seguir al pie de la letra. Así también tendrás una calefacción de gas más rentable.

¿Que tener en cuenta a la hora de elegir equipos para una calefacción más eficiente en casa?

La calefacción para el hogar tiene varios elementos que debes tener presentes. Algunas de las recomendaciones para que elijas la mejor caldera son:

  • El tamaño de tu vivienda. No es igual un único ambiente que una casa con distintos ambientes para la calefacción en casa. La capacidad de las calderas varían de acuerdo a esta condición. Tu técnico de confianza te asesorará acerca de este punto.
  • La clase de combustible que utilizarás ya que hay sitios donde aún no llega el gas natural.
  • La cantidad de baños que tiene tu casa. Recuerda que hay que proveer de agua caliente a duchas, bañeras y lavabos.
  • Zona geográfica en donde se ubica tu hogar. Hay sitios que requieren de un refuerzo adicional porque a veces las temperaturas llegan a ser realmente muy bajas.
  • Aislamientos de tu casa. No es lo mismo tener paredes gruesas y de material aislante que unas delgadas y simples.

Todos estos aspectos son muy importantes para que la calefacción en casa sea óptima.

Calefacción en casa cuidando el medio ambiente

Aparte de contar con equipos de calefacción idóneos, hay otras condiciones que te ayudarán a ahorrar y cuidar el medio ambiente a la vez. Algunas recomendaciones que te serán de utilidad son:

  1. En lo posible hacer ciertas mejoras. Y no se trata de realizar grandes cambios pero sí algunos significativos. Una buena calefacción en casa se logra, por ejemplo, con paredes y vidrios más gruesos. Esto con el fin de aislar lo máximo posible el frío y gastar menos combustible al caldear tu casa. Otra excelente idea, es aplicar silicona en las pequeñas entradas de aire que pueden quedar entre las puertas, ventanas y aberturas en general.
  2. La calefacción en casa debe ser a una temperatura que sea cómoda para ti. Esto significa que no tienes que encender las calderas al máximo. Mantén una temperatura agradable pero más bien templada. Además, esto será mucho más saludable cuando tengas que salir y tu cuerpo no experimente un cambio tan fuerte de clima.
  3. La ventilación diaria es fundamental. Lo ideal es que antes de empezar el día renueves todo el aire de la casa abriendo puertas y ventanas. Si bien hay rejillas de ventilación, estas no son suficiente para renovar todo el aire. Una vez que lo hagas, cierra todo y enciende tranquilamente tus equipos de calefacción.
  4. En este último punto, queremos hacer nuevamente énfasis en la importancia de comprar calderas modernas. Éstas te ayudarán a ahorrar mucho gas y te brindarán la máxima eficiencia a nivel ambiental.

Esperamos todas estas recomendaciones te sean de utilidad. Vive un verano a pleno con una calefacción en casa ideal. ¡Feliz invierno!

2019-01-19T18:32:16+00:00enero 20th, 2019|Calefacción|