Reparar circuitos electrónicos no siempre es fácil. Cuando se trata de una placa electrónica de aire acondicionado, debemos saber que solo es factible si tenemos ciertos conocimientos electrónicos. Conseguir hacer la reparación por nosotros mismos puede ahorrarnos dinero aunque no siempre es fácil hacerlo y puede tener resultados catastróficos.

Síntomas que puede presentar una placa electrónica de equipos de aire averiada

Uno de los más habituales síntomas que nos van a indicar que necesitamos arreglar la placa de aire acondicionado se produce cuando no llega tensión al circuito. El led de control no se ilumina, y ello nos puede hacer pensar que el fusible está fundido. En estos casos, después de su sustitución podemos llevarnos la sorpresa de que el aparato sigue sin funcionar. Todo parece indicar, entonces, que lo que ocurre es que el varistor (elemento electrónico que protege al aparato contra las variaciones de tensión) se encuentra en mal estado.

Diagnóstico posible de la avería en la placa electrónica de aire acondicionado

Por el aspecto agrietado que presenta el varistor, observaremos que lo que posiblemente ha ocurrido es que este ha recibido una tensión con un valor notablemente superior al nominal. Esto suele ocurrir si alguna de las placas adyacentes presenta también una avería; con mucha probabilidad puede haberse dañado en ella algún módulo de transistores IGBT. El elevado pico de tensión que este hecho puede producir, conocido como “sobretensión transitoria” habría llegado hasta la placa, dañándola.

Cuando lo anteriormente descrito ocurre, el varistor entra en lo que se denomina “conducción”. Y esto significa que ha estado absorbiendo energía hasta agrietarse. Posteriormente, la fusión del fusible también es inevitable.

Medidas a tomar en la reparación de placas electrónicas de aires acondicionados

Como primer paso desoldaremos el varistor dañado y lo mediremos. Al encontrarse en estado de cortocircuito, la resistencia será, muy probablemente, de casi 0 Ω. Mediremos entonces en el circuito los puntos donde estaba soldado el varistor; observaremos que la resistencia es elevada. Ello indicará que el propio varistor es en efecto el origen del cortocircuito. Muy probablemente, en el circuito impreso de la placa electrónica de aire acondicionado veremos una mancha brillante, la cual habrá sido provocada por las partículas de cobre, al ser proyectadas durante la explosión del varistor.

Acciones en la reparación de la placa electrónica de aire acondicionado

Limpiaremos, en primer lugar, los restos del cobre de manera concienzuda con alcohol isopropílico. Debido a que estos restos pueden actuar como conductores, ello podría dar lugar a nuevas averías, así que lo más conveniente es asegurarse de que los limpiamos bien. Un pequeño truco al respecto de esto, y que debemos tener en cuenta a la hora de arreglar placas electrónicas de equipos de aire, consiste en pasar el cautín o soldador, mientras aplicamos estaño sobre los restos de ese cobre. El efecto del calor, y el fundente o flux contenido en el estaño, provocan que las partículas metálicas de cobre se adhieran. Una vez realizado esto, será conveniente limpiar con alcohol los restos de flux.

Una vez tenemos el circuito limpio, buscaremos un varistor de repuesto. Para ello será conveniente consultar cuál es el modelo que corresponde a nuestro equipo. Es importante tener en cuenta los datos referentes a la tensión, la potencia máxima disipada, la energía máxima capaz de absorber, y la tensión máxima de trabajo. En el caso de que el nuevo varistor a instalar, presente una mayor capacidad de absorción de energía mayor, esto puede ser positivo, ya que será menos probable que en caso de una nueva avería este vuelva a estropearse.

Si una vez montado el componente, y también sustituido el fusible fundido, conectamos el circuito y los leds de control se iluminan de manera correcta, habremos conseguido reparar la placa electrónica de aire acondicionado.

Posibles costes de la reparación de la placa electrónica de aire acondicionado

Aproximadamente el varistor puede tener un coste de 3,40€, y un fusible 0,40€. Esto, como podemos comprobar no es un precio demasiado elevado. El tiempo empleado en la reparación puede ser de poco más de 1 hora. En resumen, una reparación económica, que comparada con una sustitución completa de la placa electrónica de aire acondicionado, nos muestra una diferencia abismal en cuanto a precios. Esta sustitución completa de la placa puede superar los 1000€. Esto es debido a que la placa funciona como una CPU configurable que permite conectar toda una serie de equipos interiores. A esto debemos añadir que muy probablemente deberemos esperar cierto tiempo para disponer de la nueva placa electrónica por parte del suministro del fabricante y poder así arreglar nuestro equipo de aire acondicionado.

Conclusión sobre la reparación de placas

La función del varistor es proteger al resto de la placa, un elemento que suele ser la avería de placas electrónicas a abordar. Lo que ocurre es que, en numerosas ocasiones, la corriente que llega al circuito lo hace con una tensión en exceso elevada. De manera que, al ser superior a la que el varistor es capaz de absorber, una parte de ese exceso de corriente llega a otros componentes momentos antes de que el fusible corte totalmente. Estos elementos pueden verse dañados durante esos instantes previos.

Un pequeño truco muy útil consiste en utilizar una lámpara en lugar de un fusible cuando realizamos las pruebas. Será la manera de evitar que los componentes recién montados se dañen nuevamente.

Como hemos comentado antes, este tipo de reparaciones en placas electrónicas de aire acondicionado siempre que se tengan conocimientos adecuados. Esto, como ya sabemos, no es frecuente y por eso siempre recomendamos que la reparación de placas sea realizada por expertos. En Servihogar 3000 tenemos más de 20 años de experiencia en este campo, por lo que puedes confiar en nosotros para arreglar placas electrónicas en todo tipo de equipos.