Reparar calderas de gas

Reparar calderas de gas a menudo es el resultado de no haber cumplido con un régimen de mantenimiento periódico con tus equipos de calefacción. Pero no te preocupes, a muchos les suele pasar y aunque haya una solución más costosa, tienes alternativas. Es muy importante que siempre acudas a técnicos certificados que se encuentren avalados por empresas de larga trayectoria. Recuerda que lo más importante es tu seguridad y la de tu familia.

Reparar calderas de gas ¿se puede evitar?

La reparación de calderas implica un trabajo más laborioso que un simple mantenimiento preventivo. Por lo general, esto implica cambios de repuestos y hasta de piezas grandes y complejas. Como verás los costes pueden ser muy altos. Lógicamente, una vez que se requiere hay que reparar los equipos, pero si tienes ciertas precauciones lo puedes evitar. ¿Cómo? Aquí te lo contamos:

  1. Ser precavido. Suena como una recomendación lógica pero muchas personas, en su mayoría, no la siguen. No hay que esperar a que pase el tiempo y tus equipos fallen para que tengas que hacerlos ver. Aunque tus calderas funcionen perfectamente al menos una vez al año debes hacerlas revisar tan sólo por precaución. Si lo haces los costes serán mucho menores. Además, también los peligros obvios de estos equipos, en su mayoría a gas, serán mínimos.
  2. Acudir a profesionales en el tema. Y en esto siempre hacemos mucho énfasis porque consideramos es el punto más importante de todos. Solamente técnicos de mantenimiento tienen la autoridad y el conocimiento para dejar tus equipos de calefacción perfectamente reparados. Hay personas que a recurren a conocidos o vecinos que tiene algunas ideas sobre calderas. Inclusive, hay algunos que hasta sin saber se atreven a revisar sus equipos. Gran error, una mal reparación o procedimiento puede desencadenar un accidente muy grave.
  3. Encender los equipos de calefacción periódicamente. La mayoría de problemas en las calderas se presenta porque están sin funcionamiento durante varios meses. Lo que recomiendan los expertos es encenderlas unos minutos al menos una vez al mes. No importan la temporada del año, es solamente un mínimo periodo de tiempo en que debes ponerlas a funcionar.

Una buena empresa para reparar calderas te dará el mejor de los asesoramientos.

¿Qué tener en cuenta para obtener  reparaciones baratas?

Reparar calderas de gas es, en ocasiones, un evento inevitable porque pasan los años y las piezas se desgastan. Otras recomendaciones adicionales que puedes seguir para que los costes no sean tan altos son:

  • Controlar la presión de la caldera. Es normal que con el uso, la presión en los equipos de calefacción se pierda. Por eso, asegúrate que la medición de presión esté acorde con los datos suministrados por el fabricante. Si notas que hay una considerable variación, apaga tus equipos. Llama a la empresa para reparar calderas de manera inmediata.
  • Purgar cada radiador. Esto se realiza manualmente y es muy sencillo. Sólo debes desconectar la calefacción y girar la válvula de purga. Escucharás el sonido mientras sale todo el aire. Luego, empezarás a ver que gotea agua, es ahí que puedes volver a conectar la calefacción. Igualmente, siempre pídele a tu técnico que él te indique cómo hacerlo y cada cuánto.
  • Si hay olor, hay fugas. Es innegable que en ocasiones es normal sentir un leve olor a gas. Pero, si notas que este olor persiste es que hay alguna fuga que puede ser peligrosa. En estos casos debes apagar tus equipos y llamar al técnico. No enciendas nada hasta que llegue el profesional a tu domicilio.

Esto te será de mucha utilidad al reparar calderas de gas.

Reparar calderas de gas, señales de alerta

Además de todo lo anterior, hay otras señales específicas a las que debes estar atento. Ante cualquier duda llamar a los técnicos de mantenimiento. Ten en cuenta:

  1. Durante los días más fríos las tuberías pueden llegar a congelarse y romperse bruscamente. Para evitarlo, cuando notes que la temperatura está bajando mucho puedes echar agua caliente a las tuberías.
  2. Observa periódica y detenidamente las tuberías. Una grieta o mancha negra te puede indicar que hay fugas importantes.
  3. Los ruidos también pueden ser indicadores de fugas. Cuando escuches algo fuera de lo normal acude a tu técnico de inmediato.
  4. Mantén las salidas de vapores y gases completamente limpias y libres de obstáculos.
  5. La llama de la caldera siempre debe ser azul. Si notas colores amarillentos o rojizos, algo no anda bien.

Las reparaciones baratas serán más factibles si sigues todas las recomendaciones anteriores.

Reparación de calderas, datos curiosos

Las calderas también tienen su historia y hoy te traemos algunos datos que tal vez no sabías. Aquí te los contamos:

  • La calefacción existe desde la edad media. Se conocía como hipocausto y consistía en un mecanismo aparte en donde el humo calentaba las tuberías.
  • La calefacción a gas se inventó en el siglo 20 y fue toda una revolución. El primer invento de caldera nunca se llevó a cabo pero inspiró a que otros inventores lo perfeccionaran.
  • el 10% de la población española sólo tiene la calefacción central. La mayoría de hogares cuentan con calefacción individual.
  • La calefacción central proporciona un ahorro significativo en los costes.

Reparar calderas de gas también tiene su historia y sus anécdotas.

Reparar calderas de gas, lo que necesitas saber

Una empresa para reparar calderas siempre te asesorará muy bien sobre la instalación de equipos de calefacción, su uso y funcionamiento. Es importante que conozcas las ventajas de tener calderas de gas:

  1. Son muy económicas y puedes instalarlas en casa sin problemas.
  2. Calientan mucho más rápido el agua. Puedes programar la temperatura deseada.
  3. Ocupan poco espacio y con un buen mantenimiento pueden durar muchísimos años.
  4. Su limpieza es sencilla y rápida. Reparar calderas de gas también es más rápido.
  5. La estética de las calderas a gas permite combinarlas fácilmente con el estilo de tu hogar.

La única desventaja que puedes encontrarle a una caldera a gas es que como mínimo necesita mantenimiento una vez al año. Aunque la caldera funcione perfectamente, la revisión anual es obligatoria por tu seguridad y la de tu familia.

Aquí encontrarás todo para reparar calderas de gas. Deseamos pases un invierno de lujo. ¡Disfruta el frío cálidamente!

2019-01-24T14:38:48+00:00enero 24th, 2019|Reparaciones|