Desde el pasado 1 de junio ha entrado en vigor la nueva tarifa eléctrica en España, un nuevo modelo que ha influido en los hábitos de consumo eléctrico de los ciudadanos. Dependiendo de la hora a la que se enciendan los electrodomésticos habrá que pagar una mayor o menor cantidad en la factura eléctrica mensual.

Esta nueva factura de luz se divide en tres zonas horarias diferentes y existen una serie de recomendaciones que es importante tener en cuenta para optimizar el consumo eléctrico.

Las horas de uso de los electrodomésticos, clave en la nueva tarifa eléctrica

Para ahorrar energía con la nueva tarifa eléctrica es recomendable hacer uso de los electrodomésticos a partir de las horas llano o valle. De hecho, esto puede llegar a suponer un ahorro de unos 130 euros al año en la factura eléctrica. Sin embargo, para obtener un ahorro considerable es importante tener claros los días y horarios en los que el consumo de energía es más económico. Las tres zonas horarias de la nueva tarifa eléctrica son las siguientes:

  • Horario valle: Es el más barato y es el que comprende de las 00:00 a 08:00 horas de la mañana por semana, y todo el fin de semana.
  • Horario llano: Tiene un precio algo superior al interior. Este tramo contempla de lunes a viernes, de 08:00 a 10:00 h de la mañana. De de 14:00 a 18:00 h de la tarde y de 22:00 a 00:00 h de la noche.
  • Horario punta: Es el periodo más caro de todos y comprende de lunes a viernes de 10:00 a 14:00 h y de 18:00 a 22:00 horas.

Uso del aire acondicionado con la nueva tarifa eléctrica

Teniendo en cuenta los tramos horarios mencionados para obtener un ahorro energético a la hora de utilizar los equipos de aire acondicionado este verano, lo más recomendable es hacer usos de los equipos de climatización en las horas valle, es decir, cuando la electricidad es más barata.

Asimismo, teniendo en cuenta la nueva tarifa eléctrica, un buen consejo para ahorrar con estos equipos es programarlos para que comiencen a funcionar y dejen de hacerlo durante los periodos más económicos.

Baja la potencia contratada

Contar con menos potencia es un factor fundamental para poder ahorrar energía y pagar una menor cantidad en la factura eléctrica cada mes. La potencia es la cantidad de kilovatios que utiliza la red eléctrica de una casa. A mayor potencia, más aparatos eléctricos se pueden encender de manera simultánea.

Equipos con alta eficiencia energética

Si vas a comprar un nuevo electrodoméstico, ya sea un aparato de aire acondicionado o cualquier otro, es recomendable que, para reducir la factura con la nueva tarifa eléctrica, apuestes por un equipo de climatización con etiqueta A. Si es A+++ el ahorro podría llegar a ser de hasta el 40%.

Aunque estos equipos son más caros en comparación a otros equipos de climatización, es una inversión muy interesante para lograr obtener un ahorro a medio-largo plazo.

Cuida la temperatura

Si quieres ahorrar en aire acondicionado, con la nueva tarifa eléctrica es importante tener en cuenta la temperatura del hogar. Para lograr ahorrar en el consumo de energía, es recomendable que la temperatura media se encuentre entre 20ºC y 25ºC en verano y entre 20ºC y 22ºC en invierno. Estos son los rangos de temperatura más recomendables, ya que por encima de estas cifras se eleva de manera considerable el coste de la factura eléctrica.

Aislamiento y eficiencia energética de la vivienda

Otro consejo clave para ahorrar al máximo con la nueva factura de la luz, al hacer uso del aire acondicionado y otros equipos de climatización, es contar con un buen aislamiento de la vivienda.

Tanto las puertas como las ventanas deben estar bien selladas para evitar que el calor o el frío puedan entrar al inmueble. De esta manera se podrá mantener la temperatura deseada y no será necesario hacer un uso tan intensivo de los equipos de climatización.

Por otro lado, es importante mencionar que hay otras acciones de eficiencia energética que se pueden llevar a cabo, como reemplazar electrodomésticos antiguos, aprovechar la luz natural el mayor tiempo posible y apostar por electrodomésticos de alta calificación energética A o superior. Además, también es recomendable hacer uso de bombillas LED para obtener un mayor ahorro energético.

Evita el ‘stand-by’ en los electrodomésticos

Si quieres reducir la factura con la nueva tarifa eléctrica, es muy importante prestar atención al stand-by de los electrodomésticos y aparatos. Cuando estos equipos se encuentran apagados, pero no desconectados de la red tienen un consumo fantasma. Por lo tanto, aunque no se estén utilizando, están consumiendo energía.

Tal y como reflejan numerosos estudios al respecto, este modo representa casi un 11% del consumo energético total de una vivienda. Esto significa que, si se apagan por completo todos los electrodomésticos, se podrían ahorrar unos 50 euros al año.

Evita encender varios electrodomésticos al mismo tiempo

Otra recomendación para ahorrar en la factura de la luz, es evitar hacer uso de varios electrodomésticos al mismo tiempo. De esta manera, un consumidor con un alto equipamiento eléctrico podría llegar a ahorrar hasta 300 euros al año según ha calculado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Comienza a ahorrar energía con la nueva tarifa eléctrica

Sin duda alguna, la nueva tarifa eléctrica ha influido en gran medida en los hábitos de consumo energético de las personas, pero recuerda que a pesar de estos cambios, es posible  hacer un uso óptimo de la energía eléctrica teniendo en cuenta los consejos que hemos mencionado.